LA EPOCA DORADA DE LA LUCHA LIBRE XALAPEÑA

La época dorada de la lucha libre xalapeña
• Oso Blanco, Águila Negra, Tony Briseño, Gavilán Ramírez, Intocable y Caballero Negro, emotiva charla de camaradas: “Aquí empieza la era”
CABALLERO Negro, Tony Briseño, Gavilán Ramírez, Intocable, Águila Negra, -Jose Abraham Alacantara Varela y Oso Blanco.

49115081 2212515742323879 1827694174279827456 n

Por Jose Abraham Alcantara Varela
Porque es un orgullo estar cerca y convivir con las grandes leyendas de la época dorada de la lucha libre xalapeña…, así es señoras y señores, aquí empieza el mágico y maravilloso mundo del llamado deporte del pancracio profesional, Oso Blanco, Águila Negra, Tony Briseño, Gavilán Ramírez, Intocable y Caballero Negro, comparten históricos pasajes a lo largo de su trayectoria deportiva.
Claro, siempre reflejados en las duras y difíciles enseñanzas de quien fue el maestro, promotor e impulsor de este bello deporte, Don Hiraclis Fenerly “El Griego”.
“Fue una larga ausencia de mi tierra xalapeña, porque me fui a la Ciudad de México a seguirme preparando y a superar grandes obstáculos, hasta lograr el grado de excelencia, en donde seguí luchando y fungir hasta de sinodal, Tarzán López, Murciélago Velázquez, Tony Salazar, Apolo Curiel y muchas estrellas más con quienes compartí lona”, señaló con una mirada fija Oso Blanco.
Por su parte, Gavilán Ramírez indicaba: “Ungirse de un aceitito especial en el cuerpo, para luego salir a la azotea a broncearse, lucir como un verdadero gladiador, siempre cuidando ese porte y elegancia, así nos lo sugería Don Hiraclis Fenerly, nuestro maestro, siempre para una llave, teníamos la contra a ras de lona, el clásico estilo tradicional, entonces para haber una evolución tenemos que partir desde las propias bases”.
Tony Briseño: “Eran unos verdaderos agarrones, sino pregúntenle a Águila Negra, que era un rudo despiadado, muchos le tenían un gran respeto y por qué no, hasta temor, pero yo lo enfrenté y nos dimos con todo, sangramos y dejamos la lona bañada de líquido rojo, nadie rehuía al combate ¿verdad Águila?, creo que lo nuestra ya iba más derecho, aunque al final el profe Hiraclis nos recriminaba por este accionar, lamentablemente tuve que regresar a Xalapa por una grave lesión en mi espalda”.
El Intocable: “Había que estar bien preparado, partir siempre desde las bases, pulcro y elegante, porque por eso la noble afición creaba al ídolo, que habíamos muchos en esa época, ¿se imaginan, una “Tapatía” por todo lo alto, para luego llevarte al rival con una “Cavernaria” o una “Descuartizadora”? Llaves tan vistosas que hoy en día ya no es común verlas aplicar”.
Águila Negra: “La lucha libre y el boxeo siempre han estado ligados, yo fui boxeador profesional, recuerdo cuando subí a un cuadrilátero como Esteban Bueno “El Murciélago”, para enfrentar en pelea pactada a seis round al Chango de México, cuando aquí Mario Ortega “El Papelerito” apenas empezaba su carrera de pugilista midiéndose en combate preliminar a cuatro episodios a Marcelino Romero “El Venado”.
“Junto con Tony Briseño y Hiraclis Fenerly, fuimos los tres primeros campeones que tuvo Xalapa, siendo las primeras arenas de lucha libre “Juan Soto”, Diamante y Arena Xalapa en Úrsulo Galván, así mismo Techeapan y El Edén. Déjame decirte que cuando paso por Sayago y Clavijero, aun siento ese grito de ¡¡Queremos ver sangre!!”.
A sus 88 años de edad, Águila Negra recuerda esos trabones de pareja o de rivales con El Cavernario Galindo, El Santo y Blue Demon, entre otros y aquí, “imagínense cómo nos dimos duro con Tony Briseño y Chucho Monroy, varios ya ni querían enfrentarnos”.
Caballero Negro: “Yo aprendo de estos señorones, unas auténticas leyendas, ellos son mis maestros, mis ídolos, en ellos me reflejo y como alguna vez dije: Quiero ser como ellos, porque yo también sentí y disfruté esos llenos impresionantes en la Arena Xalapa y en la República Mexicana, enfrentando a los grandes, claro, yo te puedo hablar de los años 70’s en adelante”.

La imagen puede contener: 5 personas, personas sentadas, tabla e interior

 

49069732 228592448054468 7584618292879294464 n